Blog

Fortalecer el Suelo Pélvico con la Danza Tahitiana

En este post me propongo explicar con pelos y señales por qué la Danza Tahitiana es maravillosa para activar y fortalecer el suelo pélvico.

Los beneficios de la Danza Tahitiana para las mujeres son mencionados varias veces en esta página, pero tal vez de maneras generales y poco concretas. En este post me propongo hacer un ejercicio para poner los puntos a las ies y explicar con pelos y señales por qué la Danza Tahitiana es maravillosa para activar y fortalecer el suelo pélvico.

La vida normal genera tensión en el cuerpo

En esta era postmoderna la mujer media tiene siempre miles de cosas en la cabeza. El trabajo, la pareja, los niños, la escuela, los padres, las suegras, los amigos, las citas médicas, cumpleaños, bodas, compromisos, vacaciones? depende de cuánto, de cuándo, de dónde… Y de si se puede ir con la mascota. Pueden ser vidas plenas y felices, pero no están exentas de un poco de estrés y de tensión para la mente y el cuerpo.

Aquí quiero hacer hincapié por un momento en la relación que existe entre la mente y el cuerpo. Una mente rígida significa un cuerpo rígido, mientras que una mente flexible suele venir acompañada por un cuerpo flexible. De la misma manera, el estrés se traduce en tensiones que se manifiestan en el cuerpo.

A pesar de que seguramente la mayoría de mujeres encuentra tiempo incluso para ir al gimnasio o para entrenar un poco en casa, esto no significa que sea siempre un ejercicio adecuado y efectivo para liberar las tensiones del cuerpo. Un trabajo sedentario, o físicamente incómodo, puede desembocar en una mala postura la cual genera malos hábitos a lo largo de todo el día, reforzando las tensiones del cuerpo.

Para el Suelo Pélvico, la postura lo es todo

Nunca pondré bastante énfasis en esto. Para el suelo pélvico, la postura lo es todo. Cómo se consigue una postura correcta? A continuación voy a tratar de explicarlo.

Una buena postura se define principalmente por una posición correcta de la espalda: una columna alineada, tono abdominal, pecho abierto y hombros relajados. Muy a menudo, cuando tratamos de adoptar esta posición correcta de la espalda, nos sentimos incómodas o nos cansamos al poco rato. Esto se debe a un bajo tono muscular en el complejo formado por el suelo pélvico, las paredes abdominales y el diafragma. Cuando perdemos la postura correcta lo que sucede es que la musculatura de este complejo se afloja aun más. Es un pez que se muerde la cola.

El suelo pélvico está íntimamente ligado a la estructura muscular de la que estamos hablando. Se trata del core, el conjunto de músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, los glúteos, el diafragma y la musculatura profunda de la columna. Trabajar este conjunto de manera equilibrada es clave para conseguir activar y tonificar el suelo pélvico, en armonía con el resto del tronco.

Así se consigue tener una buena postura de forma natural, con efectos muy positivos sobre la salud de los órganos internos y las estructuras músculo-esqueléticas de todo el cuerpo. La energía del cuerpo circula con fluidez y ganamos bienestar físico y mental. ¡Así de importante es el suelo pélvico!

Factores que perjudican el Suelo Pélvico

Además de la postura, hay más factores que pueden perjudicar la firmeza del suelo pélvico o que están relacionados con su déficit, y que forman parte de la vida cotidiana. Vamos a poner algunos ejemplos.

  • Los deportes de impacto, e incluso cargar peso inadecuadamente, pueden ejercer una presión incorrecta sobre la musculatura del suelo pélvico.
  • El embarazo y el parto afectan a toda la musculatura del core. Trabajar el core en su conjunto, antes y después del parto, es muy recomendable para evitar secuelas indeseables.
  • El estreñimiento suele ser un indicador de que algo no está funcionando bien con el suelo pélvico.
  • Los cambios hormonales que se producen en la menopausia afectan a los tejidos de músculos, ligamentos y tendones, produciendo cambios en su fuerza, tono y elasticidad.
  • El sobrepeso, además de comprometer la salud en otros aspectos, puede debilitar el suelo pélvico por sobrecarga.

Como podemos ver, algunos de estos factores están vinculados a la salud reproductiva femenina. No obstante, cabe apuntar que la salud del suelo pélvico es de igual importancia para todas las personas, mujeres o hombres, no importa con qué anatomía haya nacido, ni cuál sea su identidad.

Cómo la Danza Tahitiana fortalece el Suelo Pélvico

En pocas palabras, el trabajo técnico de la Danza Tahitiana es un entrenamiento óptimo para trabajar el core en su conjunto y ganar movilidad, flexibilidad y fuerza. Seguidamente voy a tratar de explicar por qué.

Empezando por el calentamiento. Trabajamos la movilidad de la pelvis y la fuerza de las piernas a fin de preparar el cuerpo para realizar los movimientos básicos de la Danza Tahitiana. Activamos y tonificamos tanto la muscultura profunda de la columna como el suelo pélvico. De esta forma mejora la circulación por toda la región pélvica, favoreciendo su desarrollo.

Durante la clase estamos concentradas en la coordinación y la ejecución de las combinaciones propuestas, al tiempo que ejercitamos el core con los movimientos propios de la Danza Tahitiana, tratando siempre de mantener una postura correcta. Es a la vez un fenomenal trabajo cardiovascular y de tonificación para todo el cuerpo. El contenido cultural de la clase hace que sea una actividad lúdica y enriquecedora a más niveles que el mero ejercicio físico.

La clase finaliza con una sesión de estiramientos enfocados sobretodo a mejorar la felxibilidad de caderas, pelvis, piernas y glúteos. Los estiramientos también nos ayudan a relajar los músculos después del trabajo realizado y a evitar sobrecargas.

Todas estas razones son las que hacen de la Danza Tahitiana una aliada fantástica para mantener un suelo pélvico en estado óptimo. Si quieres saber un poco más sobre esta danza te invito a leer el post Sobre la Danza Tahitiana: Ori Tahiti.

Para informarte sobre las clases de Danza Tahitiana que imparto visita la págnia de Clases Regulares

Fiesta Ori Tahiti Sitges 2019 con Kanani Asuega

Porque me gusta liarla de vez en cuando, y la ocasión de la visita de Kanani Asuega en Barcelona no será menos! Montamos una buena Fiesta Ori Tahiti Sitges 2019.

10 de Noviembre de 2019

Porque me gusta liarla de vez en cuando, y la ocasión de la visita de Kanani Asuega en Barcelona no será menos! Montamos una buena Fiesta Ori Tahiti Sitges 2019.

Pasar un domingo en Sitges nunca fue tan atractivo, y estamos a un tiro de piedra desde Barcelona, media hora en tren o en coche. A continuación tienes toda la información del plan.

Marathon Ori Tahiti

Hay algo mejor que hacer un domingo a mediodía que bailar Ori Tahiti? Pues claro que no.
El Marathon consiste en una serie de miniclases conducidas por un equipo de bailarinas, Kanani incluída! Tres horas de baile, nonstop, podrás parar solo para beber agua y seguir sudando con la siguiente instructora. Vamos a preparar nuestros combos favoritos para que disfrutes al máximo.

Cuándo: Domingo 10 de Noviembre de 12’00 a 15’00h.

Dónde: Dancing Sitges, Av. del Camí Plà, 31 de Sitges

Concurso de Principiantes

Se convoca a todas las bailarinas novatas para este concurso de principiantes, que está incluido dentro del Marathon Ori Tahiti.

Es para ti? Si llevas menos de dos años bailando Ori Tahiti y te encanta, SI es para ti.

En qué consiste? Sigue todas las sesiones del Marathon y céntrate en seguir con gracia los movimientos de las instructoras. Tu capacidad de asimilación, tu elegancia en el baile y tu calidad técnica serán las tres claves para valorar tu participación.

Cuál es el premio del concurso? El trofeo para la mejor candidata es una indumentaria de solista, tocado, pareo y pectoral a juego. Para motivarte a seguir trabajando duro y que lo puedas estrenar pronto en un escenario.

Escenario Abierto

Después de descansar un poco y recuperar fuerzas con un pica-pica y una consumición en La Sitgetana Brewery, la fiesta continúa. Seguiremos disfrutando del baile con un escenario abierto para todos los grupos y bailarinas que quieran participar. Abierto a actuaciones de solistas, dúos y tríos.

Dónde? En la fábrica de La Sitgetana Brewery, en Av. del Camí Plà, 29 de Sitges, junto a Dancing Sitges.

Programa: 
15’00-16’00h. Descanso y pica-pica.
16’00-16’30h. Tiempo de prepararse para el escenario abierto.
16’30-17’30h. Show escenario abierto. Con la participación de nuestra estrella invitada, Kanani Asuega.
17’30-18’00h. Entrega del premio del Concurso de Principiantes y fin de fiesta.

Inscripciones y tarifas

Tarifas

Tarifa general: 20€
Te da derecho a participar en el Marathon Ori Tahiti, al pica-pica + una consumición en La Sitgetana Brewery, y a ver el espectáculo y/o participar en el Escenario Abierto.

Cuota concursante: +5€ sobre la tarifa general (total 25€)
Te da derecho a concursar en el Concurso de Principiantes.

Inscripciones

Mándame un mensaje con tu nombre y número de teléfono a través de este formulario de contacto para decirme que te apuntas a la fiesta.
Si quieres participar en el concurso no olvides mencionarlo en tu mensaje. Dime también con quién te estás formando y el tiempo que llevas bailando.
Déjame un comentario en tu mensaje también para decirme que quieres participar en el escenario abierto. Me pondré en contacto contigo para darte las condiciones de participación.

Sobre Kanani Asuega

Nuestra estrella invitada Kanani Asuega es una bailarina polinesia profesional que vive en el sur de California. Actualmente es la instructora principal del estudio de danza familiar, Lokelani’s Rhythm of the Islands. Kanani es una solista de Ori Tahiti ganadora de múltiples premios, que incluye títulos en el Heiva I Paris 2018 Top Vahine y en el segundo lugar en la Copa Mundial de Ori Tahiti. Kanani ha tenido la oportunidad de viajar por el mundo como bailarina y coreógrafa. Es para mi un placer contar con ella para este fin de semana totalmente dedicado al Ori Tahiti!

Ori Tahiti Workshop con Kanani Asuega

Toda la información sobre los talleres que Kanani ofrece el mismo fin de semana en la ciudad de Barcelona en este enlace.

La mujer y la Danza Tahitiana

«Gracias Laura, porque nos ayudas no sólo con la danza, también nos ayudas como mujeres»
Cuando una alumna del grupo de principiantes te saluda con un abrazo y con estas palabras después de la cuarta clase, eso llena que te cagas!

«Gracias Laura, porque nos ayudas no sólo con la danza,
también nos ayudas como mujeres»

Cuando una alumna del grupo de principiantes te saluda con un abrazo y con estas palabras después de la cuarta clase, eso llena que te cagas!
Mi respuesta no fue la más modesta: «lo sé Pili, por eso me encanta dar clases».
Te agradezco infinitamente tu apreciación y bueno, en mi defensa diré que no fue un «lo sé» de sobrada, sino un «lo sé» tímido, de haberme dado cuenta con los años de enseñar de que en clase se produce un fenómeno maravilloso con los grupos de mujeres. Vosotras hacéis que esto que sucede sea posible y es una de las cosas que más me enamoran de trabajar enseñando danza tahitiana.
Cada grupo que funciona se convierte en un círculo de mujeres que evolucionan juntas.

La mujer en su cuerpo

La mujer europea vive en una sociedad históricamente patriarcal y machista. Generaciones de mujeres a lo largo de milenios hemos interiorizado y corporizado la opresión y represión de nuestro cuerpo, nuestra sexualidad, nuestro sentir y nuestro ser como sujetos… Hasta extremos difíciles de describir.
Gracias al universo (y a la lucha feminista) este paradigma está cambiando y en la actualidad nos encontramos, con aciertos y también algunos desaciertos, en la era del resurgimiento de la energía femenina. No obstante, los cuerpos de las mujeres adultas suelen estar rígidos, sus caderas agarrotadas de temor a mostrarse sinuosas, sus vientres insensibles a los movimientos del útero, y su centro de gravedad aprisionado en algún lugar entre los hombros y la cabeza, la mente tan tensa como las cervicales.
Siglos de imposiciones sobre nuestro cuerpo, de prohibiciones sobre nuestra expresión física y verbal, han hecho que en esta era las mujeres necesitemos un gran trabajo para rescatarnos y recuperarnos como seres libres. Necesitamos espacios donde ser y donde estar, donde comprendernos y conocernos de nuevo.

La mujer y la Danza Tahitiana

La cultura polinesia tradicional es la experiencia opuesta a la europea. En las relaciones y en la familia las mujeres llevan la voz cantante. Los roles femeninos gozan de paridad con respecto a los masculinos. La herencia se transmite por línea materna. La mujer tiene el mismo poder que el hombre y los cuerpos femeninos son respetados y celebrados tanto como los masculinos. La diversidad de orientación y de identidad sexuales es aceptada con normalidad.
La herramienta más poderosa para la preservación de esta herencia cultural es la práctica de la danza y todo lo que la rodea.
De hecho, las Artes Escénicas son originalmente el medio de transmisión de la cultura polinesia. La danza es una forma de lenguaje y como tal no solo expresa palabras sino también las emociones, la energía interna y el sentir de quien baila. Una danza creada por mujeres libres, poderosas y dueñas de su cuerpo marca un camino importante en el que la mujer europea puede reaprenderse, experimentarse y crecer. Conocer la cultura de la danza tahitiana, con un programa humano muy positivo y perfectamente válido, puede suponer un gran cambio en la vida.
Tengo la suerte de ver, en mi trabajo, a todas estas mujeres que en cada clase se conectan consigo mismas, con las compañeras, y se atreven a brillar un poco más.

Visita la página de Formación para conocer más sobre lo que la Danza Taihtiana puede hacer por ti como mujer, clica aquí.

 

Sobre la Danza Tahitiana: Ori Tahiti

El Ori Tahiti, y las danzas polinesias en general, forman parte de un completo y sofisticado sistema de Artes Escénicas, y tiene como fin la transmisión de historias y de la cultura

El contexto

El Ori Tahiti, y las danzas polinesias en general, forman parte de un completo y sofisticado sistema de Artes Escénicas, que comprende la danza, la interpretación por gestos, la música y percusión, el canto, la oratoria, la interpretación dramática, el diseño de vestuario… y tiene como fin la transmisión de historias y de la cultura. No obstante también la Danza Tahitiana puede ser para el puro entretenimiento, en bailes de tipo festivo y en espectáculos.

El ejercicio

El trabajo físico de Ori Tahiti se centra en la musculatura interna del abdomen, los músculos que rodean la columna vertebral, la pelvis, y enlazan con las caderas y las piernas. Si bien las piernas y caderas nos sirven para seguir el ritmo de la música y marcar el tiempo, las manos, brazos y rostro nos sirven para expresar en lenguaje gestual el significado de las canciones, ya sean líricas, de percusión, o de cualquier otro estilo. La Danza Tahitiana es un excelente ejercicio cardiovascular.
Como ejercicio para la mujer, Ori Tahiti nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y a liberarlo. Favorece la movilidad de toda la región pélvica y abdominal. Tonifica todo el cuerpo en general. Mejora el estado de ánimo y la autoestima. Aumenta la emoción de alegría.

El origen

La Danza Tahitiana que llega hasta nosotros hoy en día forma parte de un gran esfuerzo llevado a cabo por los y las artistas de Tahiti para recuperar y preservar su legado.
Con la llegada de los misioneros a las islas en la época colonial, las manifestaciones culturales tales como las danzas, la espiritualidad y hasta la propia lengua fueron tristemente prohibidos para favorecer la imposición europea. La historia tahitiana contiene episodios de resistencia y lucha por la preservación de la propia cultura. Y también de muerte y rendición.

La actualidad

Con la apertura de la mentalidad occidental en la primera mitad del s.XX los pueblos polinesios encontraron el momento para recuperar sus tradiciones y volver a practicar abiertamente su música y danzas y a relatar sus leyendas.
Desde ese momento se ha invertido mucho tiempo y esfuerzo para rescatar esta cultura. Sabemos que las danzas que vemos hoy en día distan mucho de las que se pudieron ver generaciones atrás. En el proceso de recuperación y de interpretación de la tradición la música y la danza, aun conservando las raíces, han evolucionado en gran medida. Todo ello confirma que esta es una cultura viva, contemporánea, con variedad de estilos, que crece y está en constante evolución.

En nuestro país

La práctica de las Danzas Polinesias en nuestro país es relativamente reciente. Nuestras primeras profesoras fueron bailarinas y grupos latinoamericanos, que han traído su conocimiento de las danzas tahitianas y hawaiianas desde México y rapanui desde Chile mayoritariamente. Poco después pudimos aprender directamente de la mano de grandes profesoras internacionales y nativas de la Polinesia. En la actualidad la visita de profesoras a nuestro país para ofrecer formación más avanzada es ya frecuente, y hay un buen número de escuelas y formadoras de buena calidad repartidas por todo el país.

Géneros

A rasgos generales, lo que nos ha llegado hasta el momento de Ori Tahiti son los tipos Ote’a y Aparima, que son los géneros más internacionalizados.
Ote’a es un tipo de baile sobre percusión, de origen guerrero, que inicialmente era practicado solo por los Tane (hombres). Las Vahine (mujeres) no tardaron en generar su propia versión de baile ote’a con sus propios pasos y diversidad de estilos.
Aparima es el baile en el que el lenguaje de gestos es el protagonista. La variedad de formas que adoptan los Aparima van desde los Ahuroa (de «traje largo») con los que se bailan dulces baladas sobre el amor o la naturaleza, pasando por las canciones populares y de exaltación, hasta los tradicionales Aparima Vava, con lenguaje de gestos pero sin letra cantada.
Otros géneros como Paoa o Hivinau precisan de la interacción entre bailarines Tane y bailarinas Vahine para poder llevar a cabo. Son géneros además de tipo tradicional y su popularidad no ha llegado tan lejos en un contexto internacional.

Para conocer los cursos y talleres de Dance Pasifika pincha aquí.